¡Escucha el audiocuento!

Escucha el audiocuento Mediopollo Mediocerdo.

Cierra los ojos…

Los cuentos vuelan de boca a oído, de corazón a corazón, de ojo a ojo. Los cuentos se esconden en la comisura de los labios y se escapan entre los dedos. Los cuentos son gotas de luz, luciérnagas del alma, que vuelan en la noche y la cuajan de estrellas.

Por eso este cuento que os vamos a contar es un cuento que vuela montado en palabras, cabalgando en manos y durmiendo en corazones. Es un cuento para escuchar con los ojos abiertos, con los ojos cerrados. Un cuento como cantos rodados, suaves, sin aristas, para guardar en la caja de las cosas pequeñas e imprescindibles.

Este cuento se escucha mejor en compañía, con los mayores cerca, con la sonrisa preparada y con el corazón dispuesto.

Ponte cómodo, pulsa el botón de “play” para escuchar el cuento completo narrado por la voz de Ana, y deja volar tu imaginación… ¡Genial!